sábado, 14 de abril de 2012

Nariz de oro

Autora: Raquel Saiz
Ilustraciones: Juliana Bollini
Editorial: OQO Editora







Érase una vez un niño a una nariz pegada... o la historia de Eduardito, o Eduardo, como a él le gusta que le llamen. Su madre siente que tiene que ayudar a su hijo, que está triste por padecer las burlas de los otros niños y por ello le cuenta por las noches el cuento del patito feo. Pero Eduardo no comparte la historia porque se siente muy bien siendo como es y no desea transformación alguna, especialmente desde que descubre que su nariz puede servir para colgar calcetines, para oler las flores mejor que nadie, para que se posen los pajaritos o para meterse los dedos en ella sin ningún esfuerzo...














—¡Eduardito va a girar la cabeza!

—¡Al suelo! –gritaban los niños, al tiempo que se agachaban.


El protagonista del nuevo álbum de la autora es un niño muy serio al que no le gustaba que le llamaran Eduardito, ni siquiera Edu. Pero, por supuesto, en el colegio todos, todos, le llamaban Eduardito y además se reían de su nariz.
Vivir con una nariz infinita por la que tienes que pagar dos asientos en el autobús no es nada sencillo, pero Eduardo cuenta con el apoyo incondicional de su madre que todas las noches le lee El patito feo.
Como es muy espabilado, Eduardito ya sabe que al final del cuento el pato se convierte en cisne. Pero, ¿a quién le importa no ser un cisne? ¿Qué tiene de malo ser un pato?
Hay que destacar la modernidad de este sutil juego de relaciones que se establece entre el cuento clásico de Andersen y Nariz de oro. Un recurso, el de la intertextualidad, que le permite a la autora enriquecer con nuevos significados el texto, y que abre para los lectores horizontes nuevos a la hora de interpretar la obra.
El espíritu rebelde de la escritora mostrado en libros anteriores, también está presente en este relato que reivindica con humor nuestro derecho a ser imperfectos y reflexiona sobre la importancia de la autoestima en la consolidación de la personalidad de los más pequeños.







Juliana Bollini, la ilustradora del álbum, se ha dejado llevar por la ternura que le inspiraba la historia y, en especial, Eduardo y ha querido destacar el lado más lúdico y soñador del protagonista.
La técnica del papel maché que emplea en sus trabajos se ha convertido ya en una de las señas de identidad de esta autora, a la que le gusta crear muñecos y personajes de papel a partir de materiales de desecho.
Las ilustraciones del álbum están realizadas siguiendo este mismo procedimiento. El resultado son auténticos collages en los que se mezclan los elementos más heterogéneos: diferentes tipos de papel, recortes de cartones, telas, alambres, ruedecitas de metal, tintas acrílicas, lápices de colores, etc.
Los colores suaves en contraste con otros más vivos, las diferentes texturas, el efecto de relieve en las figuras… las imágenes no sólo estimulan, como es habitual, el sentido de la vista, sino también el tacto. Nos invitan a estirar los dedos y tocar, y hacen de este álbum una fuente de placer para todos nuestros sentidos.





LOS PAYASOS DE LA TELE. CANCIÓN "COMO ME PICA LA NARIZ"





Otra de las maravillosas cosas que podemos hacer con la nariz de Eduardito (perdón, Eduardo) es una regla.  Mirar que bonitas han quedado.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada